28 Enero, 2019

Dermatología Pediátrica

Tratamiento especializado y dirigido para problemas de la piel en Adolescentes, Niños y Bebés recién nacidos.

Citas y Consultas:  Whatsapp: 939 312 622 / Fijo: (01)277-3352
Horarios: Lunes, martes, miércoles y viernes de 2:30pm a 6:30pm.

ESPECIALISTAS:
– Dr. Reynaldo Pomar
– Dra. Consuelo Apagüeño

Las alergias en la piel se producen cuando alguna sustancia, agente o elemento entra en contacto con el cuerpo ya sean animales, alimentos, medicinas, insectos, elementos químicos o incluso el sol.

La delicada piel de los niños reacciona contra la sustancia en cuestión y le provoca dermatitis, picor, erupción, eczema, psoriasis, inflamación, enrojecimiento, entre otras reacciones.

La dermatitis atópica y la urticaria son dos de las manifestaciones alérgicas de piel más frecuentes que se presentan en la infancia. La dermatitis atópica afecta entre 10-15% de la población y los factores que la desencadenan son, el stress, transpiración excesiva, irritantes (lana, jabones, detergentes, desinfectantes, cosméticos), cambios climáticos bruscos, alimentos, etc.

¿Cuáles son los síntomas más comunes?

La picazón, inflamación y la descamación son algunos de los síntomas. Es común que los niños con dermatitis atópica desarrollen con el tiempo otras alergias, rinitis o asma, por eso es muy importante la detección precoz.

¿Cómo lo trato?

Se aconseja eliminación de agentes desencadenantes, alimentación saludable, cuidado de la piel, y tratamiento que indicará el médico especialista.

La Dermatitis Atópica, también conocida simplemente como eccema o eccema atópico, en una enfermedad muy común de la piel. Afecta aproximadamente al 10% de todos los bebés y niños. Aunque la causa exacta se desconoce, la Dermatitis Atópica es resultado de una combinación de condiciones hereditarias y otras cotidianas que desencadena la erupción roja y pruriginosa.

¿Cuáles son las causas?

La Dermatitis Atópica no es contagiosa. Quienes sufren la enfermedad no pueden transmitirla a otras personas.

En estos pacientes la inflamación se produce por la presencia de demasiadas células inflamatorias reactivas en la piel. Los investigadores están tratando de establecer la razón por la cual estas células reaccionan exageradamente. Los pacientes con Dermatitis Atópica (o con asma o fiebre del heno) nacen exceso de estas células reactivas. Cuando algo las activa, estas células no se aquietan como debieran. Nosotros tratamos de manejar la Dermatitis Atópica ya sea controlando los factores que originan la inflamación de la piel o aminorándola con terapias antiinflamatorias.

¿Cómo tratar la dermatitis?

La dermatitis atópica es, desgraciadamente, una afección que no se cura. El objetivo del tratamiento es que los brotes estén bajo control y, en caso de que ocurra un episodio, intentar controlar sobre todo el picor y mantener la piel hidratada. Actualmente son los corticoides tópicos (en crema, pomada o loción) la base del tratamiento contra el eczema. Bien utilizados controlan la gran mayoría de los casos, aunque no siempre se administran correctamente. La mejor manera de obtener el máximo beneficio del corticoide sin notar ningún tipo de efecto adverso es seguir siempre la pauta que marque el médico.

Las infecciones de la piel y partes blandas se han convertido en un problema de salud mundial, del cual nuestro país no es ajeno, e incluye a los recién nacidos, que por sus características fisiológicas de inmadurez e inmunológicas, tienen sus peculiaridades.

Entre los tipos más conocidos de infecciones de piel en los niños, tenemos:

  • Bacterianas: Celulitis e impétigo. Las infecciones por estafilococo también pueden afectar la piel
  • Virales: Culebrilla, verrugas y herpes simple
  • Por hongos: Pie de atleta e infecciones por cándida
  • Parasitarias: Piojos del cuerpo, de la cabeza y sarna.

¿Cómo tratar las infecciones de piel?

Es necesario consultar con un especialista para que pueda determinar el tratamiento adecuado según el caso.

¿Qué es un lunar?

Un lunar es una zona de la piel que tiene una coloración diferente al resto. Habitualmente de forma redondeada y color marrón más oscuro que el resto de la piel. Es algo frecuentísimo. Casi todo el mundo tiene algún lunar.

Los niños pueden tenerlos incluso desde el nacimiento. Y pueden ir apareciendo a lo largo de la vida, pero es algo que a veces preocupa porque hay un cáncer de piel que parece un lunar: El Melanoma.

¿Qué es un melanoma?

Un melanoma es un cáncer maligno de piel que puede aparecer en cualquier momento de la vida. Aunque en los niños es algo excepcional.

El desencadenante son las quemaduras solares repetidas.

Cuando aparece tiene un aspecto similar a un lunar, pero luego cambia dándonos pistas de que no es normal.

¿Qué se deberá hacer si un lunar cambia o si se encuentra un lunar nuevo o cualquier otro cambio en la piel?

Un dermatólogo es un médico que se especializa en enfermedades de la piel y podrá evaluar el caso para determinar el tipo de procedimiento o tratamiento a realizar.

Son manchas o pequeños bultos de la piel formadas por la unión de los vasos sanguíneos. Puede ser de venas, de arterias, de capilares y de vasos linfáticos. Casi siempre lo tiene el bebé cuando nace o se ve en las primeras semanas de vida. Hasta un 12% de los recién nacidos pueden tener una mancha vascular. Pero la mayor parte se quitan durante el primer año.

Son más frecuentes en las niñas y en los prematuros.

¿Qué tipos existen?

– Hemangiomas: son los tumores benignos vasculares más frecuentes de la infancia. Son como ovillos de vasos con sangre en su interior. Los más conocidos son las manchas salmón, de un color rojo claro que se localizan en la nuca (“picotazo de cigüeña”) o en el entrecejo (“beso del ángel”). Las tienen del 4 al 10% de los niños menores de un año.

– Malformaciones vasculares: la mayoría son capilares. La más conocida es la mancha “en vino de Oporto” o nevus flameus (mancha rojo vinosa de la cara). Otras son arteriales, venosas, arterio-venosas y linfáticas. Son benignas. No invaden otros tejidos ni malignizan. No hay que hacer biopsia.

¿Dónde se localizan?

Lo más frecuente es la cabeza y el cuello. A veces en el tronco o en los brazos y piernas. Aunque puede darse en cualquier sitio, incluso dentro del cuerpo, por ejemplo en el hígado. Casi siempre hay una sola mancha vascular. A veces se tienen varias.

¿Cómo se tratan?

A. Hemangiomas

En la mayoría no hará falta ningún tratamiento. Solo unos pocos se tratan por problema médico o estético. A veces no es fácil decidir cuándo y cómo tratar. En caso necesario, su pediatra de Atención Primaria lo enviará al dermatólogo para valorarlo.

B. Malformaciones vasculares

Muchas veces son complejas y se debe hacer un estudio especializado antes de decidir el tratamiento. Puede ser la escleroterapia eco-guiada, las embolizaciones, la cirugía, láser, entre otras. Cada niño necesita un tratamiento diferente.